Publicaciones destacadas

noviembre, 2020

Cómo prosperan las aplicaciones de entrega de comida en Asia durante la pandemia de COVID-19

Con el mundo pasando por tiempos sin precedentes, el rol de las aplicaciones de entrega de comida se ha vuelto aún más relevante. Para garantizar la protección de tanto el consumidor como de las personas asociadas al envío, estos servicios han tenido que no sólo minimizar el contacto físico, sino también proveer productos esenciales para aquellos individuos que no pueden obtenerlos por sí mismos.

Este artículo destaca aplicaciones en Indonesia, India y Corea del Sur que sobresalen entre un grupo de 47 apps revisadas por la UXalliance, las cuales de manera segura y efectiva navegaron la pandemia dentro de sus propios contextos culturales y económicos.

Aunque existen pequeñas diferencias, las tres apps que se mencionan aquí tenían objetivos comunes:

  • Reducir el contacto humano en tanto sea posible.
  • Prevenir la propagación del virus
  • Y crear un impacto positivo.

Esto, en últimas, posibilitó que las condiciones diarias de vida de las personas que pasan por circunstancias únicas y difíciles a causa de la pandemia se vieran mejoradas.

Indonesia: Gojek GoFood

Gojek, con sede en Indonesia, de modo satisfactorio logró enfocar sus medidas de bienestar público en personas que con frecuencia se descuidan en la cadena de valor del negocio.

Gojek

                                                      Gojek GoFood App — Indonesia

Las medidas del Gobierno en este país no fueron tan estrictas comparadas con otras naciones, no tuvieron un confinamiento prolongado o restricciones especiales para usar servicios de servicios de comida a domicilio.  Esto estimuló a Gojek a tomar sus propias medidas para garantizar la seguridad de sus clientes y repartidores.

Habiendo iniciado medidas de beneficio público, Gojek empezó a empujar su iniciativa aún más allá para lograr ayudar a repartidores con un mayor riesgo de estar expuestos al virus. Proporcionaron puntos de chequeo para temperatura en varias áreas de la ciudad, así como de desinfección de los vehículos y repartición de elementos de protección gratuitos. Además, enfaatizaban la importancia de crear y compartir protocolos de seguridad y calidad en la comida con los negocios asociados y restaurantes locales.

India: Swiggy App

La aplicación Swiggy priorizó la seguridad de la gente en primera medida haciendo una transición completa de su sistema hacia el pago sin contacto digital. Si bien India tiene una economía orientada hacia el manejo de efectivo, el haber eliminado por completo el pago físico desde la app, fue clave para prevenir mayor propagación del virus. Antes de este cambio en sus políticas, los clientes podían optar por pago en efectivo y solían entregar propinas de la misma manera al recibir sus pedidos. Ahora las opciones se mueven entre servicios de e-wallet y transferencias bancarias.

Swiggy

                                                   Swiggy App — India

Swiggy ayudó a hacer el confinamiento un poco más llevadero para muchos individuos durante un período de encierro obligatorio que duró 40 días consecutivos. También enfatizaron la importancia de cuidar del otro al recomendar a sus usuarios a dejar bebidas a los repartidores como gesto de gratitud y así mantenerlos hidratados durante sus turnos.

South Korea: Coupang Eats App

De manera similar en Corea del Sur, actividades sociales y económicas sin contacto empezaron a incrementarse a inicios de la pandemia.

Coupang, el más grande minorista online en este país, está detrás del servicio de la aplicación Coupang Eats que se especializa envíos de comida a domicilio. Ellos anunciaron a finales de febrero su decisión de cambiar de manera integral a sistemas de entrega y pago sin contacto como una medida de seguridad contra el virus.

Coupang

                                                       Coupang Eats App — South Korea

Antes de la pandemia, los usuarios podían escoges entre ‘Entrega en la puerta’ o ‘Entrega directa’, en las cuales se requería para ambas interacción cara a cara entre el cliente y el repartidor. Después de este cambio, ‘Entrega sin contacto’ es el modo por defecto, que induce a tener el método más seguro para ambas personas.

Por otro lado, no son alentadas las órdenes que se generan en áreas de mucha congregación.

Coupang Eats en cooperación con el Gobierno, ha solicitado que sus usuarios se abstengan de comer y tomar en estos lugares temporalmente. Cuando los clientes han completado órdenes en áreas como el Parque del Río Han (un refugio para diez millones de ciudadanos de Seúl), se genera un mensaje en la app que se envía recordando a los clientes a minimizar actividades sociales y seguir las guías de salud pública del país con respecto a COVID-19.

Conclusión

En el corazón de los servicios, nuevas políticas y prácticas están apoyando experiencias seguras y significativas para todos los involucrados en el ecosistema de una app de envíos a domicilio. Esto incluye desde los repartidores en sus bicicletas, a los clientes en encierro voluntario u obligatorio pacientemente esperando a que sus pedidos lleguen a la puerta.

Las decisiones hechas y comunicadas en tiempos de crisis, muestran qué tan fuertes son los lazos entre la marca, la aplicación, negocios afiliados, usuarios y proveedores. Una respuesta exitosa a la crisis se refleja cuando dichas plataformas responden de un modo unificado y consistente.